Ig Nobel, premios a los estudios científicos más extraños
Desde 1991 se entregan en Estados Unidos los Ig Nobel, una suerte de parodia de los premios Nobel de la ciencia. Se trata de una ceremonia organizada por la revista Annals of Improbable Research, especializada en la divulgación de humor científico, y tienen como objetivo premiar a los estudios científicos más extraños, estrambóticos e imaginativos que se llevan a cabo cada año.

Los premios se dividen en diez categorías, como veremos a continuación. Con ellos no se pretende burlarse de nadie, puesto que muchos de estos estudios, por muy absurdos que parezcan, en ocasiones tienen resultados y aplicaciones asombrosas.

Incluso se ha llegado a premiar a verdaderos premios Nobel, como es el caso de Andréy Gueim, Nobel de física en 2010 gracias a sus investigaciones sobre el grafeno y, también, ganador del Ig Nobel de física en el año 2000 por un estudio titulado Of Flying Frogs and Levitrons, es decir, Acerca de las ranas voladoras y los Levitrones.

Se entregan alrededor del mes de octubre de cada año. Vamos a rescatar aquí los temas de los estudios premiados en el 2011. ¡No tiene desperdicio!

– Fisiología: Se premió una investigación que pretendía demostrar la ausencia de evidencia de contagio del bostezo en la tortuga terrestre de patas rojas.

– Medicina: Resultó ganador un estudio cuyo objetivo era demostrar que las personas toman mejores decisiones cuando tienen necesidad de orinar.

– Química: Se concedió el premio a un equipo investigador que determinó el wasabi convertido en aerosol necesario para despertar a una persona en caso de incendio o alarma repentina. .

– Psicología: Investigación que intentó explicar por qué la gente suspira a lo largo del día.

– Literatura: Se premió la Teoría de la Procrastinación Estructurada, según la cual obtendremos mejores resultados si trabajamos en cosas importantes para evitar hacer cosas aún más importantes. Incomprensible

– Biología: Se premió el descubrimiento de un escarabajo que se aparea con botellas de cerveza.

– Física: Estudio que intentaba explicar por qué los lanzadores de disco se marean y los lanzadores de martillo no.

– Matemáticas: Se premió a una larga lista de científicos que predijeron el fin del mundo en diversos momentos del siglo XX.

– Paz: Se premio al alcalde de Vilnius por demostrar que los problemas causados por los coches de lujos mal aparcados pueden resolverse si se aplastan con tanques.

– Seguridad Pública: Se premió un estudio en el que se intentaba comprender qué ocurría si a un conductor de coche se le tapaban los ojos.