¿Por qué es importante el descubrimiento de las ondas gravitacionales?
El científico estadounidense de origen alemán, Albert Einstein, las predijo hace cien años. Y dio en el clavo. Su teoría sobre la existencia de las ondas gravitacionales era cierta, y ha sido probada por la comunidad cienfícia hace apenas unos días.

¿Qué son las ondas gravitacionales? Dicho muy brevemente, son el que está hecho el universo. Unas vibraciones en el espacio-tiempo que los científicos han escuchado al capturar mediciones de ondas gravitatorias de dos agujeros negros que se fusionaban en uno solo.

Un descubrimiento colosal

El hecho de que el descubrimiento de las ondas gravitacionales se difundiera al mundo como la confirmación de la predicción de Einstein tiene ya de por sí un impacto impresionante. Einstein es Eistein, uno de los mayores científicos de todos los tiempos, y todo lo que haga brillar más si cabe su halo significa todo un acontecimiento.

En esta ocasión, el descubrimiento casi lo ha resucitado. Sus trabajos científicos extraordinarios parecían prolongarse más allá de su muerte… En 1915, fecha de la publicación de del concepto de las ondas como pate de la teoría de la relatividad, no tenía la tecnología necesaria para poder probarla. Ahora, los científicos confirman su existencia.

¿Por qué es importante el descubrimiento de las ondas gravitacionales?
Sin embargo, como descubrimiento tiene una importancia histórica que los científicos han comparado con descubrimiento de Bosón de Higgs, una partícula elemental clave en el mecanismo que origina la masa de las partículas elementales. O, por ejemplo, se ha comparado a cuando Galileo Galilei revolucionó el mundo utilizando un telescopio.

Ayudan a comprender el origen del universo

La razón que explica la trascedencia de este descubrimiento es su ayuda a comprender mejor el origen del universo. El hallazgo abre una nueva era en el conocimiento del cosmos, que hasta ahora solo se conocía en su parte iluminada.

Ahora también podremos conocer qué ocurre en los agujeros negros y allí donde no vemos. Por otra parte, podría poner a prueba y enriquecer la teoría de la relatividad, así como conducir a avances en otras áreas de la ciencia. “Esta detección es el comienzo de una nueva era: el campo de la astronomía de ondas gravitacionales es ya una realidad”, dice Gabriela González, profesora de física y astronomía en la Universidad del Estado de Louisiana.