Instrucciones para contemplar la lluvia de meteoros de las Dracónidas
Se acerca una nueva lluvia de meteoros o estrellas fugaces. Y esta promete ser bastante interesante. Estamos hablando de la lluvia de las Dracónidas, que ciertos años ha sido particularmente intensa.

En 2011, sin ir más lejos, se observaron cerca de 400 meteoros por hora. Entró en nuestra atmósfera más de una tonelada de material estelar procedente del cometa 21P/Giacobini-Zinner. A continuación, todos los detalles para observarlas.

Esta lluvia de meteoros se produce en la constelación del Dragón, situada sobre nuestra cabeza cuando cae la noche. La fecha exacta será el lunes 7 y el martes 8 de octubre. Aunque también se espera algo el día 9.

En 2011 llegó a caer una roca sobre la superficie de nuestro país. Medio metro de diámetro y 6 kilogramos de peso cerca de sevilla. Desde luego, se trató de algo bastante extraño, pues estas lluvias suelen ser más “pacíficas”. La mayor intensidad, en cualquier caso, favorece al espectáculo, y así será también este año.

Instrucciones para contemplar la lluvia de meteoros de las Dracónidas

Cómo observarlas

Para observarlas debemos estar necesariamente en el hemisfero norte. Se disfrutarán mejor a primera hora de la noche. Este año la Luna no supondrá ninguna molestia, será poco luminosa y se ocultará pronto tras el horizonte, a las nueve y media de la noche.

Se aconseja estar alejado de ciudades y pueblos. Además, conviene dirigir la vista hacia arriba y hacia el norte. Para situarnos bien, debemos identificar a la estrella Vega. Un consejo más: mejor contemplarlas en una silla abatible. Más que nada por comodidad.

Por lo demás, el espectáculo menguará a medida que se alcance la madrugada. En cualquier caso, puede merecer la pena si la contaminación lumínica es reducida.