La altura aumenta el riesgo de cáncer
Un equipo de científicos de la Universidad de Oxford en el Reino Unido acaba de hacer una interesante y desconcertante aportación a la medicina, ya que en su último estudio han descubierto que la altura de una persona aumenta las posibilidades de padecer un cáncer, ya sea de mama, ovárico, leucemia o melanoma maligno.

Los resultados de la investigación, que siguió durante 10 años a más de un millón de mujeres en el Reino Unido, no han dejado lugar a dudas. Por cada 10 centímetros de incremento sobre la media del grupo, aumenta hasta el 16% las posibilidades de desarrollar un cáncer. Los especialistas también tuvieron en cuenta la relación que existe entre altura y el riesgo de padecer cáncer en otras partes del mundo, y no sólo en Inglaterra.

Con todos los datos e informaciones, los responsables de la investigación pudieron establecer esta teoría, que explicaría además el aumento del número de enfermedades cancerígenas en varios países cuya altura media experimentó un incremento a lo largo del siglo XX. Los participantes del experimento eran mujeres y tenían un promedio de edad de 56 años, además procedían de diferentes estatus sociales, regiones del país y tenían diversos estilos de vida.

Todas ellas fueron divididas en varios grupos en función de su altura y peso corporal, y en cada una de esas categorías se estableció una medida que pretendía servir de referencia. A lo largo de los 10 años que duró el estudio, se registraron unos 97.300 casos de cáncer, y al comparar la relación que existía entre la enfermedad y la altura, los científicos se dieron cuenta de que efectivamente existe este vínculo determinante.

Aunque las conclusiones del estudio no terminan aquí, ya que los expertos también descubrieron que las mujeres más altas tienen a beber más alcohol, ser más activas y a pertenecer a estados socioeconómicos más altos. Unos factores a su vez determinantes que aumentan las posibilidades de desarrollar la enfermedad.