La aurora boreal
Seguro que todos nosotros hemos oído hablar alguna vez o hemos estudiado en el colegio cuestiones científicas de interés general, como por ejemplo la Aurora Boreal, pero no recordamos exactamente qué es y de qué se trata. Por eso en el artículo de hoy repasaremos algunas curiosidades y maravillas de este fenómeno astronómico con las que refrescar viajas ideas y poder aprender nuevas cosas que seguro desconocíamos.

Se trata de una forma de brillo o luminiscencia que aparece en el cielo nocturno y generalmente en zonas polares, ofreciendo así un maravilloso espectáculo visual de gran belleza que nos recuerda lo pequeños e insignificantes que somos frente a la inmensidad del Universo que nos rodean. Aunque no es habitual, la aurora boreal también puede aparecer en otras partes del mundo por tiempos cortos de tiempo.

Este fenómeno es visible de octubre a marzo, aunque puede aparecer durante el transcurso de otros meses del año, siempre que la temperatura atmosférica sea lo suficientemente baja. Por lo tanto, los meses más propicios para disfrutar de este espectáculo son los de enero y febrero. Un detalle curioso es que en el hemisferio norte se conoce como aurora boreal, mientras que el sur es aurora astral, debido a que en Europa su color es más rojizo.

Este fenómeno sucede cuando una eyección de masa solar choca con los polos norte y sur de la magnetósfera terrestre, dando lugar a una luz difusa y predominante que se proyecta en la ionosfera de la tierra. Por lo que se refiere a las formas, estructuras y colores son muy diversos y pueden cambiar muy rápidamente con el paso del tiempo. De hecho los colores que vemos dependen de la especie atómica o molecular que las partículas del viento estimulan y del nivel de energía que esos átomos o moléculas alcanzan.