La brutal contaminación de China vista desde el espacio
Son conocidos por todo el mundo los terribles y altísimos niveles de contaminación que están alcanzando las ciudades Chinas. En el día a día, ya es imposible ver el sol. Y cada vez la situación es más dramática.

Ahora, un equipo de satélites de la NASA que trabajan para la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica han tomado una serie de fotos que revelan una nube de contaminación o smog que cubre, ininterrumpidamente, 12 provincias Chinas. Una de las peores de los últimos cuarenta años.

Pekín ya fue noticia la semana pasada. La ciudad superó con creces los límites de contaminación permitidos y el gobierno recomendó a los ciudadanos que se quedaran en casa. El medidor de partículas de la embajada de Estados Unidos marcó un índice de 728. Esto es mucho más del doble del límite que establece oficialmente la Organización Mundial de la Salud.

El nivel de contaminación provocó que se eliminaran todas las actividades al aire libre: el ejercicio respiratorio intenso podría verse seriamente afectado por las partículas en suspensión. En la imagen de portada se ve la nube de contaminación, y a continuación vemos una imagen con niveles más aceptables.

La brutal contaminación de China vista desde el espacio

Una tendencia al alza y un plan de emergencia

El problema es que estos niveles de contaminación se están midiendo día sí y día no. Esto ha provocado que el gobierno de la ciudad de Pekín implantara un plan de emergencia con el objetivo de erradicar la contaminación. Al parecer, el uso del carbón, muy extendido en China, es uno de los grandes culpables de estos niveles inaceptables. Sobre todo en invierno y cuando no hay viento.

De esta manera, 58 empresas muy contaminantes han tenido que cesar sus operaciones y reestructurarse para limitar su contaminación. Ya era hora, ¿no? Pero, ¿Será suficiente? De momento nos quedamos con la brutal imagen desde el espacio. Pensar que toda esa nube es contaminación, asusta.