La cafeína genera una supermemoria en las abejas
Un reciente estudio publicado en Science demuestra que las abejas de la miel triplican la capacidad de su memoria por tres cuando son alimentadas con una mezcla de azúcar con cafeína.

Desde luego, es una interesante investigación que profundiza en las virtudes de la cafeína y que podría tener una extensión útil para el ser humano. Al parecer, mejora la memoria. A continuación, explicamos por qué.

Geraldine Wright, profesora de Neuroetología en la Universidad de Newcastle y responsable del estudio, explicó a los medios que el consumo de cafeína por parte de las abejas provocó beneficios para el insecto y para la planta:

Para las abejas, que vuelan a un ritmo muy rápido de flor en flor, es muy difícil recordar los rasgos de las flores, y la cafeína les ayuda a hacerlo. Y por otra parte, las abejas que se han alimentado de néctar con cafeína vuelan cargadas de ese polen a otras flores con cafeína, lo que favorece mucho la polinización de esta especie de plantas

En el curso de la investigación, se descubrió que no sólo la planta de café contiene cafeína. También el néctar de los limones, las naranjas o los pomelos tenía porciones de cafeína que surtían su efecto sobre las abejas.

La cafeína genera una supermemoria en las abejas

La cafeina mejora la memoria

Este descubrimiento revela en parte por qué bebemos café cuando estudiamos. Así lo explica Phil Stevenson, coautor del estudio:

La cafeína es una sustancia química de defensa de plantas, tiene un sabor amargo para muchos insectos, incluidas las abejas, por lo que fue una sorpresa encontrarla en el néctar. Sin embargo, la dosis presente en estas plantas es demasiado baja como para afectar al gusto de las abejas, pero lo suficientemente alta como para alterar su comportamiento

En efecto, la memoria a largo plazo de las abejas se multiplia por tres.

Según otra de las colaboradoras del estudio, Julie Musterd, a pesar de que los cerebros de las abejas y los cerebros humanos sean poco parecidos, funcionan de manera similar. Por esto se puede asimilar a la cafeína como un importante generador de memoria.