La estrella más rápida del Universo rota sobre sí misma cada 2,56 milisegundos
Además de la rotación de la Tierra y del resto de planetas alrededor del Sol, el propio Sol gira sobre sí mismo y, además, avanza a través del espacio. Investigaciones recientes han descubierto púlsares remotos cuya velocidad de rotación en sistemas binarios supera todos los récords conocidos.

Este es el caso de PSR J1311-3430, un púlsar que orbita alrededor de su estrella hermana en tan sólo 93 minutos. El descubrimiento, realizado por científicos españoles, se ha publicado en la revista Science.

PSR J1311-3430 forma parte de un tipo de sistema binario del tipo “viuda negra”, en el que, literalmente, una de las estrellas termina por vaporizar a su compañera tras millones de períodos de rotación.

Esta estrella se encuentra en la constelación del Centauro. El púlsar llega a rotar sobre sí mismo cerca de 2.800.000 veces a lo largo de cada período de rotación de tan sólo 93 minutos. Esto significa que su período de rotación es de, tan sólo, 2,56 milisegundos.

La estrella, extremadamente densa -supera en 30 veces a la del Sol-, tiene un diámetro de cerca de 88.000 kilómetros, poco más de la mitad del diámetro de Júpiter.

Según se prevé, esta estrella perderá tamaño con respecto al púlsar que la acompaña, que asimilará su masa y que aumentará cada vez su velocidad de rotación a medida que absorba a su compañera. Una estrella dista de la otra apenas 520.000 kilómetros, una distancia demasiado cercana como para que ambos cuerpos dejen de depender el uno del otro.

Estamos, pues, ante un hallazgo que supera una vez más nuestras expectativas más conservadoras. Imaginar un cuerpo celeste del tamaño de Júpiter girando sobre sí mismo por completo cada 2,56 milisegundos es algo difícil de asimilar, pero cierto. La prueba está allí arriba, en el espacio profundo.