La extraordinaria capacidad mental de las abejas
La naturaleza es sabia y muy asombrosa, puesto que nunca deja de sorprendernos. De nuevo lo ha vuelto a conseguir, porque seguro que desconocías que las abejas tienen la capacidad mental suficiente, como para resolver un problema matemático complejo, y todavía más rápido que los ordenadores.

Según una investigación realizada por expertos en distintas materias de varias universidades londinenses, las abejas son muy eficientes a la hora de solucionar diversos problemas matemáticos. Por citar un ejemplo, podrían ser capaces de acertar con el itinerario más corto para llegar a diferentes destinos alejados entre sí, y sin conocer del tono el lugar. Una situación a la que frecuentemente se enfrentan los conductores.

En el experimento se utilizaron flores artificiales, y el objetivo era observar si las abejas seguirían una trayectoria definida por el orden de esas plantas, o en cambio serían capaces de trazar una ruta más corta. El resultado fue que los insectos rápidamente descubrieron un camino que les permitía ahorrar tiempo y energía.

Aunque resulte sorprendente, las abejas nos pueden servir de gran ayuda para inspirarnos a la hora de mejorar por ejemplo nuestras carreteras. Lo que más sorprende a la comunidad científica es descubrir cómo pueden las abejas con su diminuto cerebro, resolver problemas matemáticos complejos, mientras que en nuestro caso, necesitamos de numerosos recursos, importantes cantidades de tiempo y las más avanzadas tecnologías.

Durante la investigación se han estudiado los cerebros de estos diminutos animales, con unas habilidades cognitivas increíblemente grandes y sorprendentes, que también ha servido para conocer en mayor profundidad el comportamiento de las abejas, abejorros y otros insectos con alas que tienen funciones imprescindibles en la polinización de cultivos comestibles. Por lo tanto, el estudio ha contribuido además a aportar un conocimiento extra muy importante, para garantizar las labores que estos insectos prestan a los seres humanos.