La misteriosa cueva subterránea de Marte
Conocemos pocas cosas de Marte. Nuestra capacidad para llegar hasta el planeta rojo es limitada y eso dificulta su exploración. Sin embargo, alrededor de su órbita aún funciona la Mars Reconnaissance Orbiter, una sonda encargada de explorar la superficie del planeta desde el cielo.

Ha sido esta misma sonda la que ha encontrado hace unos días la misteriosa entrada a una caverna subterránea.

La cámara de a bordo de la sonda detectó un cráter situado cerca de las laderas del volcán Pavonis Mons. Tras analizarlo, un equipo de científicos de la Universidad de Arizona descubrió las extrañas particularidades de dicho cráter.

El cráter no es un cráter, sino una suerte de apertura de una caverna cuyo diámetro ronda los 35 metros de diámetro. Seguramente se trata de un antiguo conducto volcánico de lava drenado con el paso de los años, millones de años. Se calcula que su profundidad es de alrededor de 20 metros de pronfundidad.

¿Por qué resulta misterioso este cráter? Porque aún no ha podido ser comprendido su origen. El equipo de investigación ha observado las laderas que se han deslavazado hacia el interior del túnel, pero no han podido hacer un cálculo exacto del material que hay en su interior.

Gracias a la cámara Hirise, de alta definición, la Mars Reconnaissance Orbiter ha realizado importantes hallazgos sobre la superficie del planeta rojo cuyo tamaño es muy reducido.

El objetivo de la sonda es estudiar el origen geológico del planeta y, en última instancia, colaborar en el estudio y la búsqueda de rastros posibles de vida. Sin duda, las zonas volcánicas son especialmente susceptibles para el estudio: es allí donde más posibilidades hay de que la vida se halla desarrollado con mayor facilidad en el pasado, si es que se desarrolló.