La NASA descubre burbujas de energía en la Vía Láctea
Expertos de la agencia espacial estadounidense de la NASA han hallado dos burbujas de grandes dimensiones y llenas de energía en el centro de la Vía Láctea, un insólito descubrimiento en nuestra galaxia. La publicación especializada The Astrophysical Journal explica que estos dos extraños objetos se extienden a lo largo de 25.000 años luz cada uno y emiten rayos gamma, lo que ha facilitado su descubrimiento a través del telescopio de la NASA.

La NASA no había descubierto antes estructuras de este tipo, debido a la niebla que provoca la radiación electromagnética llena de energía de estas burbujas de grandes dimensiones. Los científicos de la agencia espacial están desconcertados ya que no son capaces de determinar el origen y tampoco la naturaleza de estos curiosos fenómenos. Un reto a partir de ahora, es descubrir las causas por las que se ha formado sus estructuras.

Una teoría es que su creación estaría motivada por residuos de erupción de un agujero negro en el centro de la galaxia. Aunque los expertos también creen que puede deberse a la salida del gas de una explosión al formarse una estrella, un hecho que en ciertas ocasiones da origen a erupciones gaseosas.

En cualquier caso, estos dos extraños objetos están conectados uno al otro, y cada uno de ellos emite una energía que oscila entre los 1.000 y los 10.000 millones de voltios. Asimismo, las radiaciones gamma emitidas por estas estructuras son las más altas que nunca antes ha detectado el telescopio Fermi de la agencia espacial norteamericana. Fermi de Gran Alcance es el instrumento más sensible y con mayor precisión para detectar rayos gamma de la NASA.