La NASA descubre una curiosa cruz gigante sobre la superficie de Titán
La sonda Cassini lleva ya muchos años orbitando alrededor de Saturno y sus lunas e investigando su superficie y características. Pero el pasado mes de mayo, el radar de la nave obtuvo una imagen de un fenómeno geológico muy curioso: una estructura casi circular parecida a un pan de cruz que se infla lentamente.

Al parecer, se está formando un montículo con forma de cúpula de unos 30 kilómetros de diámetro, como si la superficie estuviese agrietándose para explotar hacia arriba. De hecho, desde el espacio se ve una suerte de cruz que parece fracturar el terreno.

La cruz que no es otra cosa que el resultado de las fracturas causadas por el levantamiento desde abajo provocado por la presión del magma que asciende hacia la superficie.

La estructura ha sido bautizada como ‘El pan de cruz caliente’. Nunca se había visto en Titán y sí en Venus, un planeta mucho más cálido. Por eso, tras ocho años de investigaciones de la nave Cassini, el hallazgo ha sorprendido a los científicos encargados de la misión. Dicha formación geológica provocada por el magma que asciende tiene similitudes con ciertas formaciones montañosas de la Tierra, como por ejemplo las montañas Henry de Utah.

Pero esta no ha sido la única sorpresa. Hasta donde alcanza nuestro conocimiento, Titán es el único cuerpo celeste del sistema solar, además de la tierra, que tiene líquido estable en su superficie. Eso sí, en lugar de agua encontramos hidrocarburos. Pues bien, hasta la fecha se creía que estos mares sólo se encontraban en el hemisferio norte del planeta. Ahora se ha descubierto que no es así. En el hemisferio sur se ha descubierto el rastro de lo que fue un mar ahora seco.

De hecho, se cree que hace menos de 50.000 años esa parte de Titán podría haber estado cubierta por agua. Interesante descubrimiento en una luna que, según los científicos, es de lo más interesante en cuanto a búsqueda de vida se refiere en nuestro sistema solar.