La NASA empieza a utilizar teléfonos móviles como satélites
Una idea genial: utilizar teléfonos móviles como satélites. Esto es lo que se le ha ocurrido a los científicos de la NASA y lo que han logrado demostrar hace apenas unos días.

Gracias a la misión PhoneSat, han logrado utilizar tres teléfonos móviles smartphones como minisatélites. Esta misión permitirá lograr fuertes descensos en el coste del lanzamiento de satélites al espacio. Toda una curiosidad que descubrimos a continuación.

El día 21 de abril la NASA puso en órbita tres satélites minúsculos. Se trataba de tres HTC Nexus One, es decir, tres smartphones que se venden habitualmente en las tiendas de comunicación.

Para el lanzamiento se utilizó el cohete Antares. Los nombres de los tres minisatélites fueron: Alexander, Graham y Bell. Desde el espacio elaboraron una imagen de alta resolución de nuestro planeta.

La NASA empieza a utilizar teléfonos móviles como satélites

Objetivo: abaratar costes

El proyecto nació en 2009, en el centro de Investigación Ames de la NASA, situado en California. Su objetivo principal fue el de determinar si era posible utilizar teléfonos móviles comerciales como si se tratara de satélites. Y el éxito ha sido arrollador.

La misión, que terminó el 27 de abril, ha demostrado que se puede realizar exploración espacial a bajísimo coste. Eso sí, los smartphones enviados al espacio no podrán regresar a la Tierra: sencillamente se desintegraron al contacto con la atmósfera terrestre. En palabras de Bruye Yost, director de la misión:

Durante el poco tiempo que la nave estaba en órbita, hemos sido capaces de demostrar la capacidad de los teléfonos inteligentes para actuar como satélites en el entorno espacial

Además, para llevar a cabo con éxito la misión, centenares de radioaficionados se pusieron al servicio de la NASA para decodificar la información enviada por los satélites.

Desde luego, estamos ante una nueva y barata forma de investigación espacial.