La nave más cercana al Sol
Un grupo de científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha logrado lo que parecía imposible: crear una nave europea que se acerque lo máximo posible al Sol. Al más puro estilo de las películas de ciencia ficción, la misión bautizada como Solar Orbiter se acercará al Sol con el objetivo de estudiar el ambiente del astro rey, y de esta forma, poder desvelar los misterios de la intensa actividad solar de los últimos años.

Fenómenos tan importantes como las tormentas solares, que tienen en jaque a la comunidad científica, podrán ser analizadas gracias a esta sonda que despegará el próximo 2017 desde Cabo Cañaveral, con un vehículo Atlas de la Agencia Espacial Norteamericana. Además de esta misión, científicos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) llevarán a cabo en 2019 otra investigación llamada Euclid, en la que se estudiará la naturaleza de la energía oscura, que otro asunto que despierta gran interés entre los expertos en astronomía.

Por lo que se refiere a Solar Orbiter, recorrerá casi mil millones de kilómetros para ponerse a la misma altura que Mercurio, es decir a tan sólo 44 millones de kilómetros del Sol. En otras palabras, mucho más cerca de lo que ninguna otra nave ha estado hasta el momento, ya que se encontrará cuatro veces más cerca del Sol que nuestro planeta.

La sonda ayudará a comprender las distintas etapas que experimenta el Sol y que tanto interés despiertan entre los científicos. Por su parte, la misión Euclid se encargará de proporcionar datos relacionados con la expansión acelerada del Universo y de la energía oscura. Sin duda, uno de los retos más importantes de la física y de la astronomía, que ayudarán a descubrir enigmas como la geometría del universo, la gravedad o la materia oscura, entre otros muchos asuntos de gran interés.