La nave New Horizons fotografía por primera vez a Caronte, luna de Plutón
New Horizons es una de las naves espaciales más rápidas que existen. Se lanzó en 2006 con un objetivo claro: llegar hasta Plutón y estudiarlo. Tiene previsto llegar en 2015, tras un viaje de nueve años por el Sistema Solar.

Ahora, en una primera aproximación al último planeta de nuestro sistema, New Horizons ha podido tomar las primeras fotografías de un objeto que hasta la fecha tan sólo había sido avistado desde la Tierra: la luna Caronte. A continuación, todos los detalles de esta apasionante misión en el confín del Sistema Solar.

En 2015, New Horizons podrá estudiar de cerca a Plutón y su luna Caronte. Tomará fotografías en alta resolución, analizará los contornos, la temperatura y la composición atmosférica, así como otras características. Y no sólo eso, también tomará imágenes de otras cinco lunas que rodean al pequeño planeta.

Pero, de momento, la nave ha podido utilizar su cámara telescópica de máxima resolución para tomar las primeras fotografías de la historia de la luna Caronte. Este pequeño cuerpo tiene un tamaño aproximado al de España (algo más grande) y está perpetuamente cubierto de hielo.

Caronte orbita a más de 19.000 kilómetros de distancia del propio Plutón. Según vemos en la fotografía, aparece tan solo un píxel. Muchos pensarán: menuda tontería. Pero, ojo, esta fotografía supera a todo lo que teníamos hasta ahora de largo.

La nave New Horizons fotografía por primera vez a Caronte, luna de Plutón

Un píxel muy importante

New Horizons aún se encuentra a 550 millones de millas de su destino (una distancia equivalente a la distancia entre la Tierra y Júpiter). Estaba claro que la fotografía no iba a ser muy nítida. Lo que sí reveló la imagen es que las previsiones de los científicos eran acertadas: Caronte está a la distancia prevista de Plutón: 19.000 kilómetros.

De momento, se trata de tan solo un píxel, como vemos en la imagen, pero en muy poco tiempo estaremos allí: en el mismísimo confín de nuestro Sistema Solar, a las puertas del resto del universo.