La planta más antigua del planeta
La planta más antigua de la Tierra tiene unos 100.000 años de edad y está situada en el Mar Mediterráneo. Estos son los resultados del increíble hallazgo de un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC), cuyos resultados aparecen publicados en la revista especializada PLoS ONE.

Un descubrimiento de gran valor ecológico, puesto que se trata de la planta más longeva de la biosfera, lo que permitirá a los científicos estudiar más a fondo la evolución de las especies vegetales y contribuir a la supervivencia de las mismas.

Localizada en la isla de Formentera, la planta en cuestión es un clon de la especie Posidonia oceánica. Una planta marina endémica, de gran belleza, pero que se encuentra en peligro de extinción.

Con el fin de estudiar las características de estas plantas y garantizar la supervivencia de esta especie, los científicos han extraído muestras de una cincuentena de praderas de Posidonia oceánica, desde Chipre hasta Almería. Las conclusiones de los científicos demuestran que se trata de una especie de fácil y rápida adaptabilidad al entorno, y a los cambios del mismo.

Las muestras de estas especies localizadas en las profundidades del Mar Mediterráneo demuestran que las plantas son en realidad un clon de las de hace miles de años, que se han ido reproduciendo. Una especie que ha sobrevivido y ha podido desarrollarse gracias a su increíble resistencia, a pesar de la degradación del entorno en el que habitan.

Un hallazgo que permitirá conocer un poco mejor las especies vegetales que existían hace miles de años, y que por lo tanto será determinante para establecer los medios necesarios que garanticen la supervivencia de la Posidonia oceánica, que en la actualidad se encuentra seriamente amenazada.