La próxima edad de hielo de la Tierra
La Tierra ha estado sometida a importantes cambios meteorológicos, pasando de ser una inmensa bola de fuego en sus orígenes, a estar cubierta de glaciares durante la conocida edad de hielo. Sin embargo, desde hace unos 11.000 años, nuestro planeta está atravesando un período cálido y muy estable, que tiene fecha de caducidad. Según las predicciones astronómicas de los modelos establecidos, la Tierra volverá a cubrirse de hielo dentro de unos 1.500 años en una nueva gran glaciación.

En opinión de diversos investigadores de las Universidades de Florida, Cambridge y la College de Londres, los gases de efecto invernadero, provocados por el ser humano, han modificado los patrones de las super-glaciaciones, retrasando así este fenómeno atmosférico decenas de miles de años. Los resultados de la investigación de las universidades británicas y norteamericana han sido publicados en la revista especializada Nature Geoscience.

En el estudio se explica que los actuales niveles de dióxido de carbono concentran demasiado calor en la atmósfera e impiden que la Tierra se enfríe, tal y como ya ha sucedido antes en el pasado de nuestro planeta. La consecuencia de esta situación será que las capas de hielo como las de la Antártida continuarán derritiéndose, provocando un considerable aumento del nivel del mar.

Este fenómeno será el culpable de que la fase de enfriamiento de la Tierra comience con mucha más fuerza todavía. Para descubrir la magnitud de este problema es suficiente con echar un vistazo a los niveles de dióxido de carbono en la Tierra, que en la actualidad se sitúan en torno a las 390 partes por millón, mientras que en los últimos millones de años no superan las 280 partes por millón en nuestra atmósfera. En otras palabras, un impresionante aumento producido en los últimos 150 años.