La Tierra podría haber tenido dos lunas
Según una teoría de Erik Asphaug, científico planetario de la Universidad de California, la Tierra podría haber tenido dos lunas en el pasado. Estos mismos días se están presentando los resultados de dicha teoría en un simposio de la Royal Society.

Imaginaos el cielo nocturno con dos lunas, una de ellas más pequeña que la Luna que ya conocemos. Al parecer, esta situación fue perfectamente factible hasta que una de las dos lunas se tragó a la otra. A continuación, todos los detalles.

Esta segunda luna se habría formado al mismo tiempo que nuestro satélite y habría sobrevivido a lo largo de unos cuantos millones de años antes de chocar y aplastarse contra la superficie lunar.

Esto explicaría por qué las dos caras de la Luna son tan diferentes. Ambos satélites se fusionaron solo hace millones de años tras un choque que pudo durar varias horas y que dio como resultado nuestra Luna.

Hasta ahora sabíamos que la Luna se había formado a partir de los escombros de un cuerpo del tamaño de Marte que chocó contra la Tierra. Ahora se cree que ese choque creó dos lunas y que esas dos lunas terminaron por fusionarse.

Según los cálculos, esta segunda luna se habría colocado en uno de los puntos de Lagrange, donde la gravedad del sistema Tierra-Luna se había eliminado.

La Tierra podría haber tenido dos lunas

Indicios de la antigua luna

La diferencia entre las dos caras de la Luna es clave para entender esta teoría. La cara visible está dominada por llanuras de lava. En cambio, en la cara oculta hay muchos relieves y colinas. Además, en la cara oculta, la corteza lunar tiene 50 kilómetros de grosor, mucho más que la cara visible. Según estos datos, resulta verosímil que algo aplastara a la Luna por ese lado, solidificándose después.

Así pues, tras la fusión se habría producido la Luna que conocemos hoy en día, con su asimetría entre las dos caras. Según se cree, además, la otra luna debería haber tenido un diámetro de cerca de una tercera parte de la Luna que conocemos, alrededor de 1.000 km.