Las hormigas caminan en fila por orden de edad
Un sorprendente estudio realizado por la Universidad de Lausana ha revelado un aspecto de las hormigas que desconocíamos. Ya sabíamos que las hormigas son un animal social más sofisticado de lo que a primera vista parece, pero no sabíamos hasta que punto llega su comportamiento.

Y es que, al margen de atender a los bebés, limpiar el nido, buscar comida, defenderse, etc, hay elementos mucho más sutiles que nos dan una muestra de su inteligencia. Al parecer, cada hormiga sabe lo que tiene que hacer a lo largo del día a partir de una estricta división de tareas que viene determinada por la edad. Sorprendente, ¿no? A continuación más.

Para realizar el descubrimiento los investigadores utilizaron mapas de calor. Así monitorizaban a cada hormiga de seis colonias durante 41 días, con el objetivo de descubrir su rol y sus patrones.

Al parecer, los roles siguen una distribución que varía a medida que avanza el tiempo. Así, las hormigas jóvenes tienen tareas de enfermeras y permanecen en el nido. En cambio, las ancianas se aventuran por los alrededores en busca de comida.

Las hormigas caminan en fila por orden de edad

Un animal social

Tanto las enfermeras como las buscadoras de comida son muy sociales, según se desprende de su estricto seguimiento. Sin embargo, las dedicadas a la limpieza del nido, cuya edad es intermedia, tienen interacciones sociales más débiles. De esta manera, según se cree, al trabajar en zonas más espaciadas se comunican menos. En definitiva, el espacio es indicador de su sociabilidad.

Por último, cabe mencionar que este ordenamiento por edad es bastante estricto y puede comprobarse en ciertos alineamientos de hormigas, algo muy sorprendente de ver, a juzgar por lo minúsculas que son.