Las redes Wifi dañan a los árboles
El Wifi hace posible que cientos de usuarios puedan conectarse a Internet desde su teléfono móvil inteligente o desde su ordenador portátil en cualquier momento y lugar. De esta forma pueden consultar su correo electrónico, las últimas noticias o información sobre el tráfico y el tiempo, entre otras muchas cosas que resultan de gran interés en su vida diaria.

No cabe duda de que las ventajas de las redes inalámbricas son numerosas, sin embargo también resultan perjudiciales para el medio ambiente, y especialmente para los árboles. Un estudio de la Universidad de Wageningen en Holanda, ha demostrado que el Wifi afecta al crecimiento y a las características de la corteza y al tamaño de las hojas de los árboles.

Los expertos han analizado un total de 20 árboles de diferentes tipos que estuvieron expuestos a distintos niveles de radiación durante tres meses, tras el experimento se llegó a la conclusión de que las plantas expuestas directamente a las ondas de la red inalámbrica mostraban un extraño brillo de plomo. Esta característica pone en evidencia el hecho de que algunas plantas se estaban muriendo.

Las especies más afectadas por las ondas Wifi son los árboles de hoja caduca, que con el paso del tiempo pueden llegar a perder todas sus hojas de forma permanente. En el caso de Holanda, país donde se ha realizado el estudio, el 70% de los árboles empieza a sufrir los primeros efectos de esta tecnología, mientras que las plantas localizadas en zonas frondosas prácticamente no notaban la influencia.

De este modo, se demuestra una vez más las repercusiones tan negativas de los últimos avances tecnológicos que hacen nuestra vida cotidiana mucho más cómoda, pero que afectan en gran medida en nuestra naturaleza. De hecho cuanto más se desarrolle la ciencia, peores serán las consecuencias, tanto en el reino animal como en el vegetal.