Leer a Harry Potter te hace más empático y tolerante
La magia de Harry Potter traspasa el papel y el mundo de la fantasía para convertirse en una varita mágica que nos hace más empáticos y tolerantes. J. K. Rowling puede estar orgullosa de haber ayudado millones de nios a crecer interiorizando valores que los convirten en mejores personas.

Así, al menos, lo afirma la ciencia tras haber indagado sobre el efecto que provocó su lectura en niños que ahora son jovencitos. En concreto, esta ha sido la conclusión de un estudio sobre este peculiar mundo mágico, “The greastest magic of Harry Potter: Reducing prejudice”.

Deseo de ayudar a los más débiles

Los antagonistas y, en general, los personajes que detestaban al protagonista, el bueno de Harry Potter, juegan un papel clave en este resultado benéfico. Entre ellos, los Dursleys, Voldemort o Draco Malfoy han provocado un rechazo que se ha traducido en una actitud más tolerante y solidaria con los más débiles en la vida real.

Leer a Harry Potter te hace más empático y tolerante
Por un lado, el estudio halló que los niños que dijeron sentirse identificados con Harry, -un niño maltratado por los muggles-, acaban siendo más tolerantes y empáticos con personas desfavorecidas. Además, se crea una especial sensibilidad a la tolerancia, a aceptar la diferencia.

Los niños aprenden que personas marginadas como pobres, negros, inmigrantes u homosexuales tienen una situación más difícl que la mayoría. En las encuestas realizadas demostraron sentir comprensión hacia ellos, así como deseos de ayudarles para que pudieran superar sus problemas.

Los autores del estudio, psicólogos italianos de distintas universidades, opinan que el resultado del estudio debería animar a los educadores a aprovechar el potencial de todos los libros de la saga para recomendarla a los niños. Su lectura bien podría ser una lección de humanidad que aprenderán de forma entretenida.