Los agujeros negros dejan rastro
Uno de los misterios más importantes de la ciencia y que tiene en jaque a las mentes más privilegiadas de nuestro planeta son los agujeros negros. Por lo tanto, la última investigación que ha protagonizado un grupo internacional de astrónomos y físicos, publicada por la revista Nature Physics, supone un interesante descubrimiento que ayudaría a despejar algunas incógnitas. Según este estudio, los agujeros negros dejarían una especie de huella compuesta por fotones, es decir unidades básicas de luz. Esta información podría aportar nuevos y sorprendentes datos acerca de cómo evolucionan las galaxias, lo que a su vez proporcionaría una prueba importante para demostrar la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein.

Según esta teoría los objetos muy masivos, es decir como los agujeros negros, provocan un efecto lente gravitatoria cuando doblan el camino de luz que pasa cerca de ellos. La hipótesis también afirma que un agujero negro podría ser capaz de llevarse por delante el espacio-tiempo, creando un vórtice que obligaría a todos los objetos próximos a seguir este movimiento.

En opinión de los científicos los agujeros negros giran, por lo tanto esta rotación podría detectarse fácilmente a través de la medición de cambios en la luz que pasa cerca de un agujero negro. De esta forma, sería mucho más fácil determinar la velocidad a la que giran los agujeros negros. La posibilidad de que los agujeros negros dejen una especie de rastro a su paso, es un descubrimiento importante que ayudaría a comprender mejor las galaxias activas, puesto que estos agujeros negros calientan en gran medida las galaxias pudiendo incluso alterar su evolución.

Otro nuevo hallazgo que se suma a los últimos descubrimientos espaciales enfocados a entender el origen del Universo, el futuro que nos espera y otros muchos interrogantes que todavía están en el aire.