Los animales más raros de Asia
La región asiática del Gran Mekong es un lugar privilegiado, tanto por su amplia biodiversidad, como por su riqueza paisajística. El último estudio desarrollado por el Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) ha dado a conocer unas sorprendentes especies animales que demuestran la diversidad de la zona, donde habita por ejemplo un mono con tupé al estilo de Elvis Presley.

En total se han descubierto 208 nuevas especies que revelan el increíble valor ecológico de esta región del Gran Mekong, que comprende todo el cauce del río y abarca diferentes países asiáticos, como Birmania, Camboya, China, Laos, Tailandia y Vietnam. Unos animales de gran belleza y singularidad, cuya existencia se encuentra en peligro de extinción. Muchas de estas especies deben sobrevivir a peligros como la deforestación y la caza furtiva.

Los animales más raros de Asia
Uno de los animales más sorprendentes, descubierto por los expertos del Foro Mundial para la Naturaleza, ha sido el mono “Elvis” Rhinopithecus strykeri, que no tiene nariz y habita en la selva de Birmania. A esta singular especie, que todavía no ha podido ser fotografiada, se suman también 28 nuevos reptiles, donde destaca una salamanquesa psicodélica con unos llamativos colores, y los lagartos Leiolepis ngovantrii, que son sólo ejemplares femeninos y se reproducen por clonación.

En peligro de extinción

Las imágenes que acompañan a nuestro artículo son los ejemplos perfectos de la singularidad de estos nuevos animales, aunque el mono sin nariz es una recreación realizada por ordenador, ya que los expertos todavía no han conseguido fotografiar su extraordinaria y rara belleza.

Otras especies que también han sorprendido a los científicos han sido las plantas carnívoras que se alimentan de ratones. Lo más llamativo de todo es que son capaces hasta de comer ratas pequeñas, ratones, lagartos e incluso aves menores. Una dieta muy exigente para una especie de gran valor ecológico, que forma parte de este increíble tesoro de la naturaleza, y que se encuentra seriamente amenazada por el desarrollo insostenible y por el cambio climático.