Los cinco seres vivientes más longevos de nuestro planeta
En la Tierra la vida prolifera en abundancia, a pesar de la poderosa y tiránica mano del hombre. Desde hace miles de millones de años, multitud de seres vivos de toda clase han pululado por nuestro planeta.

Pero hay algunos que han logrado mantenerse con viva durante milenios. Especímenes que nacieron cuando el hombre aún era un ser prehistórico y que aún hoy siguen vivos. Vamos a descubrir, a continuación, los cinco seres más viejos del mundo.

Welwitschia, 2.000 años de vida

La Welwitschia es un tipo de planta que crece en el desierto de Namibia. Tienen una esperanza de vida de cerca de 2.000 años. Cada cien años, florecen. Se trata de una planta de tronco grueso cuyo mayor crecimiento se encuentra en la raiz (necesita encontrar agua subterránea para subsistir). Tan sólo tiene dos hojas que se curvan y enredan a medida que crecen.

Los cinco seres vivientes más longevos de nuestro planeta

Pinos bristlecone, 4.500 años de vida

Este tipo de pino se encuentra fácilmente en las Montañas Blancas de California. Muchos de sus ejemplares tienen más de 4.500 años de antigüedad. El mayor acaba de cumplir la friolera de 4.679 años. Es un pino que sobrevive con muy poca agua y que crece en zonas de piedra caliza, flojas en nutrientes. Al tener tan poco alimento, no llega a superar los 18 metros de altura.

Los cinco seres vivientes más longevos de nuestro planeta

Yuca del desierto de Mojave, 12.000 años

Este tipo de planta se reproduce por autoclonación. Puede vivir hasta 12.000 años. Cada anillo de la planta tiene cerca de seis metros de ancho. Con un crecimiento extremadamente lento (un centímetro cada año), necesita pocos nutrientes para seguir adelante.

Los cinco seres vivientes más longevos de nuestro planeta

El Pando, 80.000 años de vida

El Pando también es conocido como “Gigante tembloroso”. Se trata de una colonia vegetal crecida a partir de un único espécimen de álamo temblón. Ocupa cerca de medio kilómetro cuadrado en los alrededores del Fish Lake, situado en Utah (Estados Unidos). Tiene cerca de 47.000 tallos individuales que viven como un solo organismo, conectados a un complejos sistema de raíces bajo tierra. Es también el organismo más pesado que existe, con cerca de 6.000 toneladas de peso. Según dataciones recientes, lleva 80.000 años vivo.

Los cinco seres vivientes más longevos de nuestro planeta

Antinobacteria siberiana, 600.000 años

Las antinobacterias se encuentran en la capa de hielo que recubre parte de Siberia. Un análisis de ADN permitió descubrir que llevan vivas entre 400.000 y 600.000 años. Y no es que estuvieran congeladas, pues seguía reparando su material genético de manera continua. Un caso extremo de longevidad. ¿Qué haríamos nosotros con 600.000 años por delante sino aburrirnos de la vida?

Los cinco seres vivientes más longevos de nuestro planeta