¿Los humanos utilizamos el 10% de nuestro cerebro?
Seguro que has leído en alguna parte o has escuchado a alguien que los seres humanos sólo utilizamos el 10% de nuestra capacidad cerebral. Una creencia muy extendida pero totalmente errónea, que sugiere que si una persona aprovechara todo ese potencial no utilizado, aumentaría considerablemente su inteligencia.

Este mito del 10% del cerebro carece de fundamento científico, tal y como defienden los expertos. Es cierto que algunas capacidades intelectuales pueden ser mejoradas a base de ejercicios y entrenamiento mental, pero la idea de que algunas áreas del cerebro puedan permanecer inutilizadas no tiene ninguna lógica.

El cerebro y su funcionamiento continúan siendo las grandes incógnitas de la ciencia contemporánea, además de un importante reto para la comunidad científica. Aunque todavía se tienen pocos conocimientos acerca de estas cuestiones, se sabe que cada parte del cerebro tiene una función determinada.

Orígenes del mito y aclaraciones

Este mito del 10% ha sido atribuido erróneamente en numerosas ocasiones al científico más famoso del mundo, el popular Albert Einstein. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Es posible que esta creencia haya tenido su origen en una mala interpretación de las investigaciones neurológicas llevadas a cabo a finales del siglo XIX y a principios del XX.

Durante estos estudios, los científicos descubrieron que sólo el 10% de las neuronas del cerebro estaban activas en un momento determinado. También es posible que este mito tenga su origen en otra investigación en la que se demostró que las neuronas sólo componen el 10% de las células del cerebro, ya que el resto son células gliales que funcionan de diferente forma a las neuronas, aunque también participan en procesos de aprendizaje.

Un mito que numerosas investigaciones y expertos se han encargado de desmentir, mediante pruebas científicas y simples razonamientos. En este sentido, si el 90% de nuestro cerebro no es utiliza, las lesiones de determinadas áreas no debería afectar al rendimiento, y sin embargo, sí que lo hacen.