Los incendios forestales en aumento
España es uno de los países que más sufren las terribles consecuencias de los incendios forestales, muchos de ellos provocados por la acción de los seres humanos. En los últimos años se ha experimentado un aumento significativo de la cantidad y la intensidad de estos incendios.

España es el país europeo con mayores recursos forestales y tiene además la mayor biodiversidad del continente, sin embargo también es uno de los países más afectados por los incendios forestales. En la última década se ha quemado una superficie similar a la del territorio navarro, en total más de un millón de hectáreas.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), el 95% del área que se quema cada año en la Unión Europea pertenece a la zona del mediterráneo, estos incendios se producen especialmente durante la época estival. Los expertos concluyen en que el fuego es uno de los factores que más perjudican a los bosques europeos.

La principal causa de estos siniestros se encuentra en el ser humano, el 96% están provocados de forma directa o indirecta por la mano del hombre. Ecologistas en Acción acusa a las quemas agrícolas y para la obtención de pastos, además de los intereses urbanísticos, como los causantes de estos incendios. En 2008 la quema agrícola representó el 40,61% de los incendios españoles, mientras que la quema para la obtención de pastos el 28,58%.

El gasto provocado por un incendio forestal es enorme, puesto que la madera y sus productos derivados, además de los productos alimenticios, no pueden aprovecharse. Asimismo, el ecosistema pierde su belleza natural que a su vez repercute en el sector turístico, y las labores de regeneración de la zona afectada suponen un importante desembolso económico. Por lo tanto, acabar con los incendios forestales es una labor que incumbe a todas las personas, actuar de forma responsable y comprometida con el planeta es la obligación de todos.