Los misterios de la materia oscura
Son muchos los enigmas sin resolver de nuestro universo, que tanto interés y curiosidad despiertan entre los expertos en astronomía y los simples aficionados. Conforme avanzan las investigaciones y los estudios, aumentan las preguntas acerca de misteriosos cuerpos espaciales, galaxias lejanas y fenómenos todavía desconocidos.

A pesar de las innumerables investigaciones y descubrimientos que se dan a conocer casi cada día, una asignatura pendiente en astronomía continúa siendo la materia oscura. Un interrogante del que se sabe más bien poco, y que como demuestra el último estudio realizado por el Centro Harvard Smithsonian, en Estados Unidos, todavía estamos muy lejos de descubrir toda la verdad sobre la materia oscura.

La investigación ha revelado que nuestra Vía Lactea alberga una extraña sustancia que los expertos de este centro de estudios han denominado materia oscura, a falta de una explicación mejor. Los expertos también saben que si no fuera por la materia oscura, las estrellas de nuestra galaxia orbitarían en todas direcciones, lo que en otras palabras quiere decir, que no habría galaxia.

Lo que sí saben los científicos es que nuestro universo está dominado casi completamente por materia oscura y por energía oscura. Sin embargo, una pregunta que tiene en jaque a los expertos es la distribución de la materia oscura. Los datos del Centro Harvard Smithsonian sugieren que esta materia está uniformemente distribuida en las galaxias vecinas de Fornax y Sculptor, a lo largo de regiones relativamente amplias, a varios cientos de años de luz de diámetro.

Un descubrimiento que echa por tierra la teoría defendida hasta el momento sobre cómo estaba distribuida la materia oscura. En las hipótesis clásicas se dice que esta materia debería incrementarse a medida que nos acercamos al centro de las galaxias, un punto de vista que choca por completo con los nuevos datos del centro de estudios norteamericano.