Los perros nos escuchan y entienden los tonos de voz
Entre oir y escuchar hay un gran trecho, y los perros lo tienen más que recorrido, pues su cerebro puede identificar los tonos de la voz y el significado de éstos, si se expresan con alegría, enfado, tristeza… Al menos, asi lo afirman un equipo de investigadores de la Universidad de Sussex (Reino Unido), tras realizar una serie de experimentos que estudiaron las distintas reacciones de los canes ante la voz humana.

Es estudio sólo es un primer paso para entender cómo percibe nuestro habla, por lo que todavía no se sabe cuánto entienden del discurso, pero sí es la primera vez que se logra demostrar que los perros procesan sus diferentes componentes de una forma similar a como lo hacemos nosotros.

Según el estudio, publicado en la revista Current Biology, esta manera de procesar el habla podría deberse tanto a su propia naturaleza, anterior a su domesticación, como a una característica adquirida a lo largo de la misma. No en vano, los caballos y otros mamíferos también entienden el discurso de un modo parecido.

Están atentos al tono y a las palabras

Las pruebas realizadas consistieron en la emisión de sonidos en estéreo para que llegasen a ambos oídos. Algunos de los mensajes tenían un fuerte contenido semántico, mientras otros tenían el punto fuerte en la entonación.

Para sorpresa de los científicos, los perros activaban el hemisferio derecho e izquierdo según fuese el tipo de mensaje. Curiosamente, separaban la información que para ellos tiene un significado familiar de aquellos otros que añadían un tono afectivo de cualquier tipo, lo que permite afirmar que diferencias ambos tipos de mensaje.

Los perros nos escuchan y entienden los tonos de voz
Cuando los perros escuchaban palabras o frases que conocían bien, como ven aquí, siéntate o vamos acomer, giraron la cabeza hacia la derecha mostrando actividad en el hemisferio izquierdo del cerebro e hicieron lo contrario cuando la frase tenían una fuerte entonación.

Finalmente, se concluyó que “procesan los componentes del habla por separado”, diferenciando entre la información fonética o verbal (hemisferio izquierdo del cerebro) y la entonación, que identifica la información (hemisferio derecho) relacionada con el estado de ánimo del emisor.