Murcielago poliniza planta carnivora 2
¿Meterse en las fauces de una planta carnívora y salir indemne es posible? Los murciélagos no pueden quejarse de cómo les va con unas hospitalarias plantas carnívoras de Borneo, la Nepenthes hesleyana.

Y es que la N. hemsleyana, también conocida como planta de jarra carnívora, ha evolucionado de un modo único para comunicarse con los murciélagos. Según un sorprendente estudio recientemetne publicado en Current Biology, su objetivo es muy claro: atraer a los murciélagos no para devorarlos sino para ofrecerles un ventajoso lugar en el que poder vivir frescos, libres de parásitos y de la competencia de otros murciélagos.

Atracción sonora

¿Pero, qué obtiene la planta cobijando a los murciélagos? Su supervivencia, simplemente. En lugar de andar cazando utilizan los excrementos de los murciélagos para obtener nitrógeno, un fertilizante necesario para sobrevivir.

El estudio ha conseguido dilucidar por qué los murciélagos se sienten atraídos por la planta. Curiosamente, las plantas tienen unas estructuras especiales capacesd e reflejar los sonidos emitidos por ellos en alta frecuencia o ultrasonidos, con lo que para los murciélagos Kerivoula hardwickii encontrarlas les resulta más fácil.

Murcielago poliniza planta carnivora
Reflejar las voces de los murciélagos emitiendo un eco es también la estrategia de otras flores neotropicales buscando la polinización. En esta ocasión, sin embargo, la intención es muy distinta.

Gracias a esos ecos los murciélagos pueden localizar a las plantas carnívoras fácilmente, entre la densa vegetación, y elegirlas para dormir. Su evolución ha virado y en lugar de enfocarse en resultar atractivas para los insectos intentan serlo para los murciélagos. Más cómodo y eficiente. No necesitan cazar y ni tan siquiera hacer la digestión.

Más allá del insólito matrimonio entre plantas carnívoras y murciélagos y de la curiosa estrategia sonora para atraerlos, lo más interesante del estudio es que se demuestra, una vez más, que las plantas pueden resolver complejos problemas sin tener un cerebro.