Nadie morirá de cáncer antes de los 80 años en 2050
Convertir el cáncer en una enfermedad de viejos, que tenga cada vez una menor incidencia y resulte mortal sólo a partir de los ochenta años, podría ser el futuro que nos espera a medio plazo. Al menos, así lo creen científicos de la University College de Londres, que también han aconsejado tomar aspirina para prevenirlo.

Sus predicciones se han basado en la valoración de una serie de adelantos, como una mayor eficacia en el diagnóstico temprano, las nuevas tecnologías y tratamientos, y fueron dadas a conocer en la última reunión sobre oncología de la Royal Society, una de las sociedadas científicas más antiguas del mundo.

De este modo, aunque haya casos de cáncer, algo inevitable, al menos hoy por hoy, reducir sus posibles causas, mejorar la prevención y la detección llevaría a su erradicación como causa de muerte, según los cálculos de estos científicos.

Aspirina como preventivo

El estudio basa parte de ese optimismo en las ventajas que conlleva la progresiva disminución del número de fumadores gracias a campañas antitabaco que están resultando eficaces. A su vez, ello supondría tomar ácido acetil salicílico como preventivo. Según Jack Cuzick, uno de los científicos que participaron en el estudio, tomar un cuarto de aspirina (75 mg) diarios a partir de los 50 años puede ayudar a prevenir algunos cánceres.

Nadie morirá de cáncer antes de los 80 años en 2050
Cuxick recomienda hacerlo a partir de los cincuenta años, y achaca la falta de insistencia en su recomendación a un claro desinterés de la industria farmacéutica por ser un tratamiento muy barato. Según él, los beneficios bien merece la pena tomarlo, a pesar que podamos tener molestias estomacales como efectos secundarios.

Los científicos afirmaron que las muertes de niños y personas adultas por cáncer están cayendo en las últimas dos décadas, si bien la mayor esperanza de vida ha aumentado los casos, en est como patología degenerativa que afecta a personas en la vejez.