Nuestra alimentación genera dos toneladas de CO2 al año
Otro nuevo y curioso dato ha revelado que al alimentarnos, los seres humanos emitimos al año dos toneladas de CO2, que equivale a algo más del 20% de todas las emisiones anuales. El estudio, que ha sido realizado por expertos de la Universidad de Almería, se ha publicado en la publicación digital especializada, The International Journal of Life Cycle Assessment.

En la investigación se ha analizado la relación existente entre la cadena de producción y de consumo de alimentos con el calentamiento global del planeta y el exceso de nutrientes del medio. Para ello se ha tomado como punto de partida todos los alimentos que consumió una persona en España durante el año 2005.

En el resultado se han tenido en cuenta todos los trabajos necesarios a las que se somete un alimento. La producción agrícola y ganadera, la pesca, el proceso industrial que los alimentos necesitan antes de adquirirlos en el supermercado, su venta y distribución, y por supuesto la preparación en la cocina de casa, el tratamiento de residuos sólidos y la eliminación de nuestro organismo mediante vías naturales.

Basándose en los resultados de todos estos factores, los científicos han determinado que el principal impacto medioambiental lo originan los alimentos como la carne y los lácteos. Según los expertos devolver los residuos humanos al medio ambiente no es del todo malo pero el principal problema es que muchos ríos tienen poco caudal. Por este motivo, asimilan con mucha más dificultad las cantidades de los residuos, no sólo los que proceden de los humanos sino también de los plaguicidas y los fertilizantes de la agricultura y de los contaminantes de la industria.