Nueva tecnología para leer la mente de personas incapacitadas
Hay personas con parálisis totales que no tienen medios para comunicarse con el mundo a pesar de estar plenamente conscientes y de tener capacidad reflexiva. La parálisis les impide hablar, gesticular o escribir. Esta situación se conoce como el síndrome de Cautiverio.

Gran parte de los esfuerzos de los científicos se dirigen a intentar conseguir un medio para que estar personas apresadas en su propio cuerpo puedan comunicarse con los demás. Ahora acaba de presentarse una nueva tecnología que mejorará sustancialmente la calidad de vida de estos pacientes.

Hasta la fecha, los únicos medios para saber qué querían estas personas se basaban en métodos rudimentarios. Por ejemplo, en el movimiento o parpadeo de los ojos. Sin embargo, este método es muy lento y farragoso. Como curiosidad, aparece muy bien explicado en la película ‘La escafandra y la mariposa’.

La comunidad científica ultima el desarrollo de un método que pretende solventar estos muros infranqueables. Se conoce como Imagen por Resonancia Magnética Funcional. Este tipo de resonancia analiza las partes del cerebro que se activan en cada uno de los procesos mentales. No funciona instantáneamente, pero con un entrenamiento previo, puede servir para descifrar los mensajes de los pacientes con Síndrome de Cautiverio.

El nuevo método permite al cautivo expresar una letra cada minuto. De momento es lento, pero lo libera de la dependencia de un receptor: ahora la máquina reconoce y graba los mensajes, antes el paciente tan sólo podía comunicarse cuando le preguntaban, no cuando le apetecía.

Se trata de una tecnología prematura pero prometedora. Esperemos que en un futuro cercano se desarrolle aún más y permita que las personas con Síndrome de Cautiverio puedan comunicarse y sentirse cerca de otras personas.