Nuevo bulo del fin del mundo: el cometa ISON
Cada año aparecen nuevas profecías acerca de un posible fin del mundo. Y esta vez llega, de nuevo, en forma de cometa catastrófico que destruirá la Tierra en breve.

Se trata de C/2012 S1 ISON, un cometa que pasará en diciembre cerca de nosotros y que, según algunos, podría causar graves desastres naturales. Hablamos de él aquí, pero ha sido ahora cuando se ha empezado a hablar de catástrofe. A continuación todos los detalles. ¿Tiene sentido esta profecía? ¿Es científica?

Un cometa es un tipo de cuerpo muy particular. En resumen, una roca rodeada de hielo (es importante no confundirlo con otros tipos de cuerpos como meteoros y meteoritos). Esta roca deja tras de sí gas y polvo, de ahí su estela.

C/2012 S1 ISON fue descubierto el 21 de septiembre del año pasado en Bielorrusia por dos astrónomos: Vitali Nevski y Artyom Novichonok, gracias a la utilización de un telescopio de 40cm de diámetro.

El diámetro de este cometa es de cerca de 5 kilómetros. Se trata, sin duda, de un cometa muy grande. De impactar contra la Tierra causaría una destrucción a nivel planetario sin precedentes. Bueno, sí hay un precedente: el asteroide de 6 kilómetros de diámetro que acabó con los dinosaurios hace 65 millones de años.

Nuevo bulo del fin del mundo: el cometa ISON

Más brillante que la luna llena

Al parecer, el cometa C/2012 S1 ISON brillará tanto o más que la luna llena. Incluso es posible que sea visible incluso durante el día. Su proveniencia está clara: la Nube de Oort

Se trata de la primera aproximación que realiza este cometa al Sol, y por ello pasará cerca de nuestro planeta. Lo que no está tan claro es si será tan visible como dicen. De momento, el hielo de su superficie permanece estable y sólo cuando se acerque al sol se formará su estela.

El 26 de diciembre pasará a 62.000.000 de kilómetros de la Tierra, una distancia tan prudencial que es imposible que ocurra nada catastrófico. El día 14 o 15 de marzo la Tierra interceptará su órbita y entonces chocaremos contra sus restos, que provocarán una nueva lluvia de meteoros.

De modo que C/2012 S1 ISON no va a suponer ningún peligro, por mucho que así lo afirmen algunos. Todo lo contrario. Será un bonito espectáculo.