Óvulos fértiles a partir de células de la piel
Las consecuencias de este exitoso experimento podrían ser, simple y llanamente, el fin de los problemas de esterilidad. Y es que biólogos japoneses han conseguido convertir células de la piel de unos ratones en óvulos fértiles.

Pero hay más: esos ovocitos artificiales luego se convirtieron en ratones sanos, abriendo la puerta a la procreación humana sin necesidad de contar con óvulos a priori.

¿Es posible una aplicación humana?

La pregunta inmediata es, lógicamente, si esta técnica tiene aplicación en humanos, y la respuesta son unos puntos suspensivos. En efecto, todavía hay que esperar para poder comprobarlo, pero realmente nada impide que pueda tener éxito de igual manera que lo ha hecho con ratones.

El director de la investigación, el profesor Katsuhiko Hayashi, biólogo de la Universidad de Kyushu, no encuentra problemas para ello, al menos a priori. Otra cuestión es el dilema ético que pueda plantear este avance científico, una cuestión distinta.

Óvulos fértiles a partir de células de la piel
Eso sí, Hayashi advierte que antes de su aplicación para el hombre este revolucionario tratamiento para la infertilidad debería probarse primero en otros animales, para ir haciendo una aproximación paulatina.

“Yo diría que, antes de intentar experimentar con humanos, estas primeras pruebas deberían llevarse a cabo en grandes animales, como cerdos, ovejas y vacas”, opina en el mismo sentido James Adjaye, director del Instituto de Investigación sobre las células madre y la medicina regenerativa de la Universidad de Düsseldorf.

De tener éxito en humanos, además de ser una cuestión polémica, que supondrían un debate interminable, a nivel técnico los resultados marcarían un antes y un después en la medicina reproductiva.

El gran reto, ahora, es lograr huevos artificiales de calidad, capaces de crear embriones genéticamente normales para poderlos utilizar en los tratamientos de fertilidad.

De lograrse, los cambios serían tremendos. Sin ir más lejos, los investigadores podrían crear huevos artificiales sin necesidad de implantar células inmaduras en los ovarios para lograr su completo desarrollo.