Partículas que atraviesan paredes
Atravesar paredes es, además de una aspiración científica, una realidad totalmente factible para muchos investigadores. Una hazaña que las partículas subatómicas podrán realizar sin problemas, gracias al llamado efecto túnel cuántico. Un fenómeno que podría ser perfectamente observable con las herramientas adecuadas, y que supone un importante desafío para la física.

Muchos de nuestros lectores se estarán preguntando cómo funciona este efecto túnel cuántico. Los científicos lo explican en la revista especializada, Nature, utilizando un ejemplo práctico. Si el electrón fuera una canica y estuviera situada en uno de dos valles separados por una pequeña colina, para poder cruzarla debería rodar con suficiente energía. Unas partículas tan diminutas como los electrones podrían lograr esta asombrosa hazaña, que incluso podría ser perfectamente observable con los materiales adecuados.

Para conseguirlo, un grupo de científicos de la Universidad Aalto de Finlandia quieren desarrollar un minúsculo aparato que permita observar este fenómeno, aunque por el momento son sólo planteamientos teóricos. Lo que sí es cierto es que el túnel cuántico es un sistema mecánico muy complejo, que requiere tiempo de estudio y muchas pruebas.

Aunque atravesar un muro es una probabilidad increíblemente pequeña para una persona, para los electrones puede ser una realidad perfectamente observable. Las fuerzas eléctricas y mecánicas crearían una barrera de energía entre ambas posiciones, que podría ser observable. Aunque para ello los científicos deberían rebajar la temperatura hasta menos de una milésima de grado sobre el cero absoluto, y conseguir esto hecho llevará cierto tiempo.

Una investigación en la que han participado expertos de diversos centros universitarios, como Dartmouth College o la Universidad Aalto de Finlandia. Otro buen ejemplo de los increíbles avances de la ciencia y de la física cuántica, donde a menudo la realidad consigue superar a la ficción.