Pasar hambre ayuda a mejorar la memoria
Un equipo de científicos japoneses ha descubierto una relación curiosa entre la memoria y la hambruna. Al parecer, pasar hambre mejora los resultados de la memoria. Por lo menos así se desprende de un estudio que han realizado con moscas de la fruta en el Instituto Metropolitano de Ciencias Médicas de Tokio.

Al menos, alguna ventaja tenía que tener el pasar hambre. Pero como veremos a continuación, la correlación es muy sencilla y tiene mucho sentido.

Se realizaron pruebas con dos grupos de moscas diferentes. El primero recibió alimentación habitual y el segundo no. Al parecer, las moscas que no comieron bien vieron cómo se despertaba en ellas una hormona que reduce el azúcar en sangre y que activa una proteína que favorece el aumento de la memoria.

Esta misma proteína también está presente en el cerebro humano de modo que podría extrapolarse la relación directamente a los seres humanos. Y aún más interesante: cuando pasan más de 20 horas sin comer, las moscas perdían ese poder adquirido.

Pasar hambre ayuda a mejorar la memoria

Estudiar antes de las comidas

Para medir la memoria de las moscas se las sometió a diversos olores y tratamientos con descargas eléctricas para que recordaran y supieran discernir los olores relacionados con las descargas y lo que no lo estaban.

El 70% de las moscas que no había recibido alimentación, escogían el olor que no producía descargas eléctricas. Las que comían bien, no eran capaces de hacerlo: lo habían olvidado.

De manera que todo parece apuntar a un dato claro: estudiar antes de las comidas aumenta nuestro potencial. La investigación se publicará el 25 de enero en Science.