El paso del cometa Ison será todo un espectáculo visual
Hace un año un equipo de científicos rusos descubrió un cometa que fue bautizado como Ison. El mes que viene, este cometa pasará cerca de la Tierra en dirección al sol y es posible que se convierta en todo un espectáculo visual.

Lo que no se sabe aún es si la roca se desintegrará antes o si llegará intacta hasta nosotros. A continuación os explicamos lo que ocurrirá si no se desintegra: una maravilla nunca antes vista.

Parece ser que el cometa será tan brillante como la luna llena y que, incluso, podrá verse a pleno día si las previsiones se cumplen.

De momento, los astrónomos siguen su trayectoria para tratar de determinar si pasará cerca de nosotros o no. Algunos científicos apuntaron que el cometa Ison podría desintegrarse antes de tiempo, cosa que arruinaría el espectáculo, pero de momento parece que el núcleo permanece intacto.

Como vemos en la imagen de portada, el cometa sigue en plena forma. La cabeza del núcleo es simétrica y suave. Por otro lado, el chorro de polvo que se vio en meses pasados ha cambiado y puede haberse desactivado.

Una fecha clave

El cometa Ison procede de la Nube de Oort, un gigantesco depósito de rocas y partículas congeladas situado en los confines exteriores del Sistema Solar, a 284 millones de kilómetros de nosotros.

El 28 de noviembre pasará, cerca de nosotros, a 1.100 millones de kilómetros, y mantendrá una velocidad de 425.000 kilómetros por hora. En ese momento podremos descubrir si es visible y si es el espectáculo que nos han prometido los científicos más optimistas. Esperemos que así sea.