Perder peso sin hacer dieta
Aunque no existen remedios milagrosos parar decir adiós a esos kilos que nos sobran, hay unos consejos muy fáciles de poner en práctica y que muchas personas ignoramos, pero que los propios especialistas recomiendan por su gran eficacia.

Puede que te resulte difícil de creer, pero dormir bien y más tiempo podría ayudarnos a perder hasta 6 kilos al año. Disfrutar de un placentero momento de descanso en una de las recomendaciones más frecuentes de los médicos, que a su vez es fundamental para alcanzar un buen equilibrio a nivel físico y psicológico.

Otro consejo que podemos realizar muy fácilmente y sin grandes sacrificios es comer despacio, saboreando cada bocado, un truco para saciar nuestro apetito y aprovechar al máximo los nutrientes y las vitaminas. La alimentación también es determinante cuando queremos perder peso, por lo tanto es muy importante comer más verduras, frutas y legumbres, evitando las comidas copiosas y grasientas. Aunque esto no quiere decir que no podamos concedernos un merecido capricho de vez en cuando.

En este sentido la clave de cualquier dieta consiste en realizar algo de ejercicio físico a diario, y si no eres un gran aficionado a los deportes, prueba a dar largos paseos que te ayudarán a estar en forma y a disfrutar de un placentero sueño reparador. Un truco de los expertos consiste en masticar chicle de menta sin azúcar que reduce las ganas de picotear entre horas.

Reduce la cantidad de tus comidas, por ejemplo utilizando platos más pequeños. Así nos sentiremos realmente satisfechos, evitando esa incómoda sensación de malestar cuando comemos en exceso. Otro de esos sencillos trucos para perder peso es beber mucho líquido, y en este sentido las infusiones serán nuestros grandes aliados. Como te había prometido son unos remedios caseros muy eficaces con los que podrás librarte de esos kilos de más, sin tener que sufrir las consecuencias de una dieta.