La población de mariposas desciende a la mitad en Europa
En los últimos veinte años, la población de mariposas en Europa ha descendido drásticamente debido al avance de la civilización. Desde 1990 a 2011 la población se ha truncado a la mitad.

Así lo afirma la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). A continuación, repasamos los motivos de esta devastadora noticia. Y, cómo no, la culpabilidad radica una vez más en el ser humano: agricultura y destrucción de ecosistemas.

Las mariposas de pradera son un indicador representativo de la mayoría de insectos terrestres. Medir su estado sirve para medir el estado del resto de especies, a modo estadístico.

De esta manera, se han analizado en total de 17 especies de mariposas en 19 países de Europa de las que ocho han disminuido, dos especies han conseguido mantener su población y tan sólo una ha aumentado. En lo referente a las seis especies que quedan: no se ha podido determinar claramente su situación.

Mariposas como la Azul Común, la de Puntas Naranjas o la LulWorth Skypper, tienen una tendencia clara a la baja y hacia la extinción a largo plazo. La intensidad en la agricultura y el abandono de las tierras montañosas o húmedas tienen la culpa de la degradación del hábitat y, en consecuencia, del fin de las mariposas.

La población de mariposas desciende a la mitad en Europa

Mermadas por los pesticidas

Por otra parte, este tipo de insectos son muy vulnerables a los pesticidas, de manera que sólo pueden sobrevivir en zonas de paso como carreteras, vías de ferrocarril o reservas naturales.

No es una noticia apaciguadora: el dramático descenso de población ha hecho saltar todas las alarmas: se podrían perder muchas especies para siempre si no se hace algo a tiempo. Aún estamos a tiempo, pero hay mucho que hacer.