¿Por qué Pluton no es planeta?
Los avances tecnológicos han permitido descubrir importantes secretos del Universo conocido, revelando datos de su pasado y proporcionando pistas fundamentales acerca de su futuro. Casi a diario somos testigos de importantes y sorprendentes descubrimientos astronómicos, que obligan a cambiar algunas hipótesis y teorías, hasta ese momento mundialmente aceptadas.

Un ejemplo de ello es el acuerdo internacional de la comunidad científica para dejar de considerar a Plutón como un planeta. Una conclusión que se tomó definitivamente en el año 2006, obligando a actualizar los libros escolares y otras muchas informaciones y documentos. Sin embargo, ¿por qué Plutón ha abandonado la lista de planetas que conforman nuestro Sistema Solar?

La respuesta a esta pregunta era más evidente para los científicos, a medida que avanzaban los descubrimientos y análisis de este planeta. Desde su hallazgo hace 76 años, Plutón ha sido protagonista de numerosos debates científicos que trataban de demostrar que no reunía las características necesarias para ser considerado un planeta. La más importante de ellas tiene relación con su tamaño, ya que Plutón es mucho más pequeño que la Tierra e incluso que nuestra Luna.

Otra característica que juega en su contra es su extraña órbita, cuya inclinación no es paralela a la de la Tierra y al resto de planetas de nuestro Sistema Solar. De esta forma, Plutón pierde su categoría de planeta, quedando relegado a la definición de planeta enano. Un término que emplean los científicos para describir a una nueva clase de cuerpos celestes, que ha ganado cada vez más protagonismo desde que Plutón perdió el estatus de planeta.

Sin duda, un buen ejemplo de que nuestras teorías y realidades astronómicas actuales están sometidas a cualquier posible imprevisto y descubrimiento, que modifique las hipótesis defendidas hasta ese momento.