Posibles erosiones hídricas en Marte
Recientemente hablábamos de un experimento realizado con líquenes que concluía que al menos ciertos organismos sí podrían sobrevivir en Marte. Lo que, desde luego, da alas a la especulación, al juego de hipótesis, no tanto sobre si hay vida en el planeta rojo en la actualidad -lo que de momento parece sin cuestión descartado-, sino sobre si alguna vez la hubo.

Desde luego todo lo que se diga al respecto está siempre barnizado por el velo de la teoría, de lo hipotético. El experimento realizado con líquenes apunta en una dirección, sí, pero está lejísimos de proporcionar contundencia a cualquier hipótesis. Otro hecho que apunta en la dirección de que efectivamente alguna vez hubo vida, son los rastros que señalan que hubo agua en el planeta rojo, ya que, al menos en nuestro planeta, donde hay agua, hay vida.

Acidalia Panitia es una extensa región marciana, una cuenca gigantesca observable desde la Tierra con un telescopio de aficionado. Fotografías recientes, como la que se muestra en la cabecera de este artículo, muestran lo que parecen ser restos de erosión hídrica.

Las imágenes han sido tomadas por la sonda Mars Express, que desde el 21 de junio del año pasado está apuntando su cámara de alta resolución (HRSC) hacia esta cuenca. Las imágenes están aportando datos de gran interés sobre los movimientos de tierra en Marte, y están avivando la curiosidad científica sobre la formación de sedimentos en el planeta rojo, su geología y, como venimos diciendo, la posibilidad de haber albergado agua líquida, con todas las consecuencias e hipótesis que eso conllevaría.

En las imágenes pueden apreciarse distintos cráteres. Los del centro son más jóvenes en tanto que están menos erosionados, situados sobre estructuras anteriores.