Próximo objetivo de la ciencia: clonar a un Mamut
Hace pocos meses se produjo un hallazgo importante. Se encontraron restos de sangre y de tejidos musculares de mamut lanudo siberiano bajo una espesa capa de hielo. Este descubrimiento ha desatado toda clase de especulaciones y ahora una parte de la comunidad científica quiere clonar al mamut siberiano por primera vez.

Se trataría de un hecho sin precedentes, sobre todo si tenemos en cuenta que este tipo de animales llevan extinguidos más de 4.500 años. Vamos a descubrir cómo se hará.

Los responsables de clonar a la oveja Dolly en 1997, liderados por Ian Wilmut, creen que a partir de los restos encontrados sería posible clonar, en pocos años, a un mamut. Así lo explica Wilmut:

Siempre he sido muy escéptico sobre la idea, pero me di cuenta de que una vez vencido el primer obstáculo de obtener células viables de mamuts, creo que se podría hacer algo útil e interesante.

¿Cómo será el proceso? Básicamente, se extraerían los núcleos de varias células de mamut para insertarlos en óvulos de elefantas asiáticas (la especie genéticamente más cercana). Así se crearía un embrión con sus genes que se implantaría en el útero de una elefante. Posteriormente debería cumplirse un período de gestación de 22 meses.

Sin embargo, no será fácil. Existen varios obstáculos: en primer lugar será complicado mantener las células de Mamut con el ADN intacto y, en segundo lugar, tampoco será fácil fecundar un óvulo de elefanta.

Próximo objetivo de la ciencia: clonar a un Mamut

Una tecnología aún en ciernes

Wilmut cree que el proceso podría alargarse unos 50 años hasta que podamos disponer de la tecnología necesaria. El fin de esta clonación sería puramente científico. Según Wilmut, podemos aprender muchas cosas de los Mamuts y su forma de vida si conseguimos resucitarlos.

Este tipo de animales llegaron a medir casi cuatro metros de altura. Vivieron desde el Pleistoceno (hace cinco millones de años) y se extinguieron en el Holoceno, hace apenas 4.500 años.

Afortunadamente, el ejemplar que se encontró bajo el hielo había logrado conservar todo este tiempo sangre y tejidos musculares del color de la carne fresca. Un caso casi paranormal de conservación. Veremos si logran clonarlo.