Oportunidad única para desvelar cómo llegaron los dinosaurios a ser gigantescosAunque la ciencia no deja de avanzar en el conocimiento de los dinosaurios, estos seres gigantescos todavía guardan muchos secretos. Uno de los misterios que todavía se les resiste a los científicos es precisamente la razón de su gran tamaño.

Los paleontólogos, en efecto, no consiguen resolver este enigma. No hasta ahora, al menos, porque un nuevo descubrimiento podría convertirse en el primer paso para descifrarlo.

Una oportunidad científica única

La inmediatez de los medios, sobre todo la que proporciona internet, ha convertido este caso en una investigación por entregas. La primera de ellas, en la que nos encontramos, ha sido el descubrimiento de una colección de fósiles, concretamente 30 huevos de dinosaurio de la especie Mussaurus patagonicus, así como un esqueleto de un recién nacido y un cráneo de un ejemplar joven.

A partir de un análisis tomográfico de estos restos embrionarios y juveniles de la especie, que realiza un escáner por partes para luego recomponerlo en tres dimensiones, se espera poder hacer luz al respecto.

La clave de la investigación está en el hecho de que este dinosaurio fue un antepasado de los dinosaurios gigantes que vivió hace 200 millones de años, por lo que su análisis podría ayudar a comprender dicha evolución.

Oportunidad única para desvelar cómo llegaron los dinosaurios a ser gigantescos
Para su escaneo ha sido necesario trasladar los fósiles desde Argentina hasta Francia, El objetivo: comprender mejor el desarrollo y el crecimiento del Mussaurus con el fin de descubrir cómo llegaron a convertirse en las criaturas más grandes de la Tierra.

Se espera poder encontrar datos claves sobre la transición entre los prosaurópodos y los saurópodos, pues los Mussaurus se encuentran en esta zona de cambio drástico. Entre otros aspectos, influyó en su tamaño y ahora se da una circunstancia única gracias a las nuevas tecnologías y el hallazgo de un fósil de la misma especie en las diferentes etapas.

El dinosaurio más grande del mundo conocido hasta la fecha es un dinosaurio de cuello largo, identificado como un saurópodo hervíboro. Medía aproximadamente 5,4 metros de altura, y de él se conserva únicamente su huella, hallada en Australia.

Se trata de una huella de 1,7 metros de longitud, que supera a la encontrada en Bolivia el pasado año, con una longitud de 1.5 metros, que pertenecía a un Terópodo Alebisaurio, un dinosaurio carnívoro.