¿Qué es el E.coli?
Mucho se ha hablado en los últimos meses del brote de E.coli que comenzó en Alemania y se ha extendido a otros países como Austria, República Checa, Dinamarca, Francia, Holanda, Noruega, España, Suecia, Reino Unido e incluso Estados Unidos, tal y como ha afirmado la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, ¿tenemos realmente claro qué es la bacteria E.coli y cómo se transmite?

Si quieres salir de dudas te recomiendo que continúes leyendo el artículo de hoy para conocer con más detalles al organismo procariota más estudiado por el ser humano, la Escherichia coli, comúnmente conocida como E.coli.

Aunque te resulte sorprendente, la mayoría de las cepas de E.coli, que están localizadas en el intestino de los animales y de los seres humanos, son beneficiosas para el correcto funcionamiento del proceso digestivo. Además, producen las vitaminas B y K y son frecuentes en experimentos de genética y biología molecular. Sin embargo, también existen algunas cepas malignas como es el caso por ejemplo de la 0104, responsable de producir una fuerte toxina y culpable de los problemas de los últimos meses.

La Escherichia coli se puede clasificar en seis cepas diferentes en función de su capacidad patógena, que son las siguientes: Escherichia coli enteropatogénica (ECEP), enterotoxigénica (ECET), enteroinvasiva (ECEI), enterohemorrágica (ECEH), enteroagregativa (ECEA) y de adherencia difusa (ECAD).

Cada una de estas cepas tiene unos determinados síntomas y afectan a diferentes tipos de seres vivos. Por lo que se refiere al brote epidémico surgido en Alemania, la responsable de lo sucedido es la bacteria Escherichia coli O104:H4, capaz de ocasionar enfermedades tan graves como el Síndrome urémico hemolítico.

Por lo que se refiere al tratamiento, resulta complicado descubrir una solución eficaz debido al desconocimiento de las causas del brote, que en un primer momento culparon a los pepinos españoles, luego a la soja alemana y después a las semillas egipcias.