¿Qué es la escala de Richter y cómo funciona?
Un terremoto es, probablemente, lo único que tiene la fuerza necesaria como para sacudir cualquier lugar del mundo y mover incluso un continente entero. La energía liberada en un sismo es prácticamente algo inconcebible, por lo que tiene su propia escala para poder medirse. Muy conocida en todo el mundo, seguro que su nombre te suena: la escala Richter.

Esta escala muestra la cantidad de energía que se acumula en la corteza terrestre y que se libera de forma instantánea y descomunal, formando así las ondas sísmicas que popularmente se conocen como terremoto. Para medir la magnitud del terremoto se utilizan diversas escalas, siendo la de Richter la más conocida. Fue ideada por el científico norteamericano Charles Richter en el año 1935, quien trabajaba con el alemán Beno Gutenberg en el Instituto de Tecnología de California.

Su funcionamiento

Con esta escala, los valores asignados aumentan de forma logarítmica en vez de lineal. No se suele utilizar para temblores mayores de 6,8 ya que se creó para ser utilizada en un aparato llamado Wood-Anderson y que no puede medir más allá de eso en cada sismo. Resulta curioso que, a pesar de ser una de las más conocidas por los medios de comunicación y ciudadanos, los especialistas en sismología prefieren utilizar otras que son más modernas y exactas.

Magnitudes

escala richter
La escala de Richter alcanza diversas magnitudes, y las más pequeñas nos dejan sismos imperceptibles en muchos casos. De hecho, las más bajas, menores a 2.0, suelen estar presentes en más de 8.000 sismos cada día, mientras que entre 2.0-2.9 hay unos 1.000 diarios. Veamos las siguientes con más detalle:

– 3.0-3.9: se perciben a menudo, aunque en muy raras veces ocasionan daños. Suele haber 49.000 al año.

– 4.0-4.9: se considera un sismo ligero y hace que los objetos de las habitaciones hagan ruido, pero sin daños. 6.200 al año.

– 5.0-5.9: es moderado y aparece 800 veces al año. Puede causar daños importantes en edificaciones que son débiles o de mala calidad, pero son leves si la edificación es buena.

– 6.0-6.9: a estas alturas ya se considera fuerte, y hay unos 120 al año. Tiene tanta fuerza que puede incluso destruir áreas pobladas en unos 160 kilómetros a la redonda.

En magnitudes mayores se suele utilizar otras escalas, aunque en comparación a ésta sería 7.0-7.9 (18 al año, daños muy serios en zonas extensas), 8.0-8.9 (1-3 al año, daños en cientos de kilómetros) y 9.0-9.9 (devastador en miles de kilómetros, se da uno cada 20 años). Nunca se ha detectado uno superior a 10.

El peor terremoto

En toda la historia de la humanidad, el terremoto con la magnitud más alta registrada fue de 9.5 y se dio en Valdivia (Chile) en el año 1960. Dejó casi mil muerto, unos 1.500 desaparecidos y 200 heridos. Fue tan devastador que se llevó por delante buena parte del sur de Chile, no sólo en Valdivia sino también en otros lugares como Concepción, Chillán o Talcahuano.

terremoto de Lorca
En nuestro país, aún tenemos fresco en la memoria el terremoto de Lorca, en Murcia, en mayo de 2011. 9 víctimas mortales y más de 300 heridos fueron los daños personales causados, además de tantos materiales que la ciudad todavía no se ha recuperado del todo.