¿Qué forma tiene el universo?
El universo sigue siendo un gran desconocido. Una interesante incógnita que despierta el interés y la curiosidad de las mentes más brillantes de nuestro tiempo y de los simples aficionados en la materia. Son muchas las hipótesis y las teorías que existen acerca del origen, la evolución y el futuro de nuestro universo, preguntas todavía sin responder.

El científico más importante del siglo XX, Albert Einstein, trató de descubrir la morfología del universo estableciendo diferentes hipótesis al respecto. Como todos sabemos o hemos escuchado en más de una ocasión, el universo es un continuo en el tiempo-espacio que podría adoptar tres formas, en función del contenido de materia y de energía.

La primera de ellas es la forma esférica, o lo que los expertos denominan la curvatura positiva. Un viaje en una dirección que nos permitirá regresar al punto de partida. Según esta teoría, sin energía oscura el universo detendrá su expansión y se colapsará.

La otra hipótesis afirma que el Universo es plano, es decir que no existe ningún tipo de curvatura. En este caso, no podemos regresar al punto de partida, y el universo continuará expandiéndose para siempre. Si tenemos en cuenta los últimos descubrimientos y observaciones, podemos afirmar que nuestro universo es plano, al menos es lo que defiende la comunidad científica.

La última posibilidad es la curvatura negativa o forma de silla de montar. Al igual que en el caso anterior, el viajero espacial nunca podría regresar a su lugar de origen, y según esta teoría, el universo tampoco detendrá su expansión.

Diferentes hipótesis para descifrar uno de los grandes misterios que nos rodean y descubrir el motivo de nuestra existencia y el futuro que nos aguarda. Preguntas sin respuesta, y con numerosas posibilidades que aumentan nuestra curiosidad.