Ratón gigante: más de 2000 kilos y tenía la mordedura de un tigre
En biología, la palabra “ratón” no siempre alude a un animal pequeño, con sus variaciones, pero de tamaño más o menos reducido, y la demostración más clara y cristalina es este gigantesco roedor prehistórico del Plioceno, el mayor que ha habitado la Tierra.

Aunque cueste creerlo, este especimen originario de América del Sur es pariente de los conejillos de indias, según revela un nuevo estudio publicado en Journal of anatomía sobre los hallazgos realizados a partir de un fósil.

Vagaba por el planeta hace unos tres millones de años en lo que hoy es Uruguay. Si de su tamaño hablamos, el pobre daba un susto al miedo y, a buen seguro, no es el ratón que encontró Martín. Pesaba más de 2.000 kilos , medía alrededor de 2,5 metros de largo y 1,2 de alto.

Comparándolo con animales conocidos, tenía un tamaño similar a un búfalo y un peso casi diez veces mayor al de un león, y se alimentaba de pastos blandos. Su hallazgo quita el récord a otro roedor, que hasta ahora se consideraba el de mayor tamaño, el Phoberomys pattersoni, de 700 kilos, que vivió durante el Mioceno Superior. Ambos están relacionados.

Josephoartigasia monesi

Su nombre tampoco pasa desapercibido, y es que este roedor histricomorfo de la familia Dimomyidae, bautizado como Josephoartigasia monesi, fue un enorme ratón prehistórico por el que estaría más que justificado ponerse histérico y gritar, gritar sin parar…

Ratón gigante: más de 2000 kilos y tenía la mordedura de un tigre
Curiosamente, tal y como han revelado los paleontólogos que han hallado el único espécimen fósil de este animal, un cráneo encontrado en Uruguay en 2007, sólo utilizaba sus enormes incisivos para cavar en busca de comida y defenderse de los depredadores, tal y como hacen los elefantes con sus colmillos.

El animal vivo más cercano es el pacarana (Dinomys branickii), el único miembro viviente de la familia Dinomyidae, pero se encuentra en peligro de extinción. Alcanza entre 10 y 15 kilos y mide unos 80 centímetros, sin la cola.