Regeneración del nervio óptico en ratones
Recientemente hablábamos de los sorprendentes avances que la ciencia oftalmológica está viviendo en los últimos años. Nuevamente la oftalmología salta a la primera plana con nuevo paso hacia delante en la recuperación de la visión.

En este caso, se trata de la regeneración del nervio óptico. Los científicos del hospital de Neurobiología de Boston han trabajado con ratones con daños severos en ese nervio. Tras los ensayos, los animales tratados recuperaron parte de la visión: la capacidad de detectar movimiento en el campo visual y la percepción de la luz, lo cual, entre otras cosas, permitió a los ratones sincronizar los ciclos de sueño.

Regeneración del nervio óptico en ratones
Algunas cegueras más o menos comunes tienen su raíz en un nervio óptico dañado; tales son los casos de las cegueras por glaucoma o muchas de las producidas por trauma. Este logro científico abre de par en par las puertas de la esperanza de aquellos pacientes cuya ceguera tenga este origen.

La capacidad de regeneración de las fibras del nervio óptico ya era conocida. No obstante, el hallazgo que ofrece esta investigación es la capacidad de crecimiento de dicha regeneración, pudiendo desde el ojo llegar al cerebro y establecer conexión cn las neuronas.

Los investigadores de este proyecto lo resumen así:

Se ha establecido por primera vez una prueba de que el nervio óptico dañado puede regenerarse y alcanzar la función perdida. Un gran avance por revertir la pérdida de visión en el glaucoma y otras enfermedades neurodegenerativas.

Hace 16 años la gente decía que era imposible obtener la regeneración en el nervio óptico. Nuestro estudio no sólo ha regenerado un pequeño porcentaje del número total de fibras que normalmente entran en el cerebro, sino que responde a las preguntas que han sido una incógnita en el campo.

De momento, el ensayo ha tenido pleno éxito con roedores. El siguiente paso será afinar el proceso para poder aplicarlo en personas.

La primera imagen muestra un nervio óptico y la segunda, un nervio óptico dañado por el glaucoma.