Se confirma la construcción del telescopio más grande del mundo
Fuentes oficiales han confirmado que el ESO (Observatorio Europeo Austral) ha dado, por fin, luz verde a la construcción del mayor telescopio óptico/infrarrojo del mundo, cuyo diámetro será de 39,9 metros.

El telescopio se llama E-ELT (siglas en inglés de Telescopio Europeo Extremadamente Grande), se construirá en Chile, en Cerro Armazones, y empezará a funcionar a principios de la próxima década con el objetivo de investigar el espacio profundo.

El astrónomo Xavier Barcons, presidente del consejo del ESO, ha comentado las virtudes de la puesta en marcha de esta instalación científica puntera.

El E-ELT mantendrá al ESO en posición de liderazgo durante décadas y conducirá hacia una cosecha extraordinaria de ciencia interesante.

Para poner en marcha el proyecto era necesaria la aprobación de, por lo menos, diez de los países miembros). Tras años de negociaciones el proyecto ha podido ser finalmente desencallado. Sin embargo, no se conoce aún si España participará económicamente en el proyecto.

De hecho, España intentó que el E-ELT se construyera en Canarias y, durante la selección de localizaciones, presentó la candidatura pertinente. Por desgracia, los estudios técnicos señalaron a Chile como país idóneo para alojar al telescopio, teniendo en cuenta que allí ya están afincadas múltiples instalaciones científicas de observación del espacio, como el conjunto VLT o el radiotelescopio ALMA.

El proyecto tendrá un coste total de 1.083 millones de euros a repartir entre los países participantes. Una vez se determine su financiación, se promoverán los contratos industriales para su construcción, momento en el que podrían tener cabida las diversas empresas españolas interesadas.

De momento, celebramos desde aquí la construcción de una nueva instalación científica que nos ayudará a comprender mejor el funcionamiento del universo en el que vivimos, cuáles fueron los orígenes de la vida, y si existen otros planetas habitables como la Tierra en sistemas solares lejanos.