Se resuelve el misterio del Ovni del Mar Báltico
Desde aquí le dimos mucho bombo a la noticia del hallazgo de una extraña formación geológica submarina que recordaba la forma de un ovni. Se encontró en el Mar Báltico y se especuló mucho sobre su posible origen extraterrestre.

Pues bien, ahora hemos podido conocer de primera mano la resolución de dicho misterio. Ya sabemos en qué consiste esa extraña forma submarina. Vamos a verlo.

Al parecer, no es más que un depósito glaciar con una forma particular. Esta es la conclusión de un estudio realizado por la Universidad de Estocolmo tras estudiar las muestras que recibieron de parte del descubridor, un cazatesoros llamado Peter Lindberg.

Lindberg se encargó de especular sobre el posible origen extraterrestre del objeto. Sin embargo, nunca descartó la posibilidad de un origen natural, tal y como se ha confirmado hoy.

El objeto se encuentra a 90 metros de profundidad en el golfo de Botnia y, según parece, es una estructura de origen volcánico formada durante la edad de hielo.

De modo que, según parece, no hay nada misterioso ni extraño en el supuesto ovni, sino que todo lo que se ha vendido hasta ahora ha sido humo y rumores injustificados. No hay nada de un supuesto origen extraterrestre, sino simples piezas de granito y arenisca.

Este tipo de formaciones se crearon en la edad del hielo y fueron arrastradas por los propios glaciares hasta su situación actual, el fondo del mar.

Misteriosa historia que desenmascara, de momento a Lindberg. Veremos qué responde el polémico cazatesoros y qué otros hallazgos encuentra en el futuro que puedan poner en entredicho la ortodoxia y verdad de la ciencia. De momento, no lo ha conseguido. Nada de ovnis ni extraterrestres, muy a nuestro pesar.